TRAVELMAKERS IN INDONESIA

Esta vez nuestras ganas de conocer sitios nuevos nos iban a llevar hasta Indonesia. Este viaje nos resultó de los viajes más difíciles de organizar ya que este país es muy grande y las distancias entre una zona y otra son considerables. Por eso, es necesario hacer un planning antes de comenzar el viaje. Como pequeña introducción, Indonesia es el cuarto país más poblado del mundo y tiene más de 17000 islas, a excepción de Bali, su población es mayoritariamente musulmana, la moneda oficial del país es la rupia, tiene dos estaciones, la seca ( de abril a octubre) y la época de monzones ( de noviembre a marzo) y en principio no es obligatorio vacunarse, aunque antes de viajar al sudeste asiático será mejor que lo consultes a tu médico.

Bueno pues comenzamos. Nuestro viaje lo realizamos a finales de abril y he de decir que el tiempo fue estupendo. Apenas 2 días nos llovió y fueron pequeñas tormentas que desaparecieron en breve. Temperaturas entre 22 y 32 grados diariamente, eso si con una humedad tremenda. No viajamos desde España a Indonesia. Nos fijamos que los vuelos desde Singapur a Indonesia estaban a muy buen precio y como había buena comunicación entre Madrid y Singapur, decidimos coger ese vuelo y así pasar unos días en Singapur, que ya hablaremos en profundidad en otro post.

YOGYAKARTA

Así que la manera que usamos para llegar a indonesia fue con un vuelo Singapur-Yogyakarta, en la isla de Java. Sólo disponíamos de dos días para visitar la ciudad. La mayoría de los turistas van a Yogyakarta para visitar en sus alrededores dos de los templos más importantes de Indonesia, el templo de Prambanan y el templo de Borobudur. No vamos a citar mucho las cosas que se pueden ver en la ciudad de Yogyakarta ya que no nos pareció una ciudad que merezca mucho la pena visitar, si no es por ver los templos que hemos citado anteriormente. En general nos pareció una ciudad muy sucia, poco cuidada y con gente y vehículos por todos lados que hacían que te agobiases. Las dos zonas que más recomiendan para alojarse son la zona de malioboro o la zona de prawirotaman. Nosotros recomendamos esta segunda a pesar de que no nos alojamos en esa zona. La calle Malioboro es una calle céntrica, larguísima, en la cual hay multitud de puestos de comida callejeros, souvenirs, artesanía, ropa… Lo ideal es visitar esta calle por la tarde-noche para conocerla en todo su esplendor. Música en la calle, ruido del bullicio de gente que pasea, olores de los diferentes puestos de comida, circulación de becaks ( medio de transporte que utilizan a modo de taxi para llevar a turistas de un sitio a otro, suelen ser bicis o ciclomotores) por todos sitios , todo esto hacen que la calle Malioboro sea un sitio indispensable para visitar. Pero por ese mismo motivo creemos que es mejor alejarse un poco de esa calle para alojarse y así poder descansar. Una buena zona puede ser la zona de Prawirotaman. Esta calle, está alejada de lo que es el centro de Yogyakarta, no obstante cogiendo un becaks estarás en muy poco tiempo y por muy poco dinero en el mismo centro. Es una calle larga con muchos alojamientos y locales para comer o beber una cerveza mientras escuchas alguna de las muchas actuaciones en directo que hay. Si no eres muy fanático de la comida asiática esta será una buena opción ya que existen locales con comida italiana, hamburguesas… En una agencia de esta calle también contratamos la excursión a los volcanes de Ijen y Bromo que luego explicaremos.

Bueno pues vamos a explicar las dos visitas a Prambanan y Borobudur, que son por las que decidimos ir a Yogyakarta. En principio si andas muy justo de tiempo te podría dar tiempo a visitarlos en el mismo día si lo haces rápido, pero no lo recomendamos ya que estos templos es mejor verlos con calma y sin prisas.

Prambanan

Prambanan se trata del templo hindú más grande del país. No es un templo únicamente sino un complejo con muchos templos. El complejo también acoge otros templos cercanos. Un terremoto en el siglo XVI hizo que gran parte de los templos se derrumbasen y el gobierno indonesio decidió intentar reconstruirlos.

Lo más fácil y económico para llegar hasta este templo es ir en autobús. Nosotros cogimos el autobús en la calle Malioboro. Puedes coger tanto el autobús transyogya 1A como el 1B. Se tarda en llegar entre 45′ y 60′ y no tiene pérdida ya que sólo son 3 paradas y la del templo es la última parada. Una vez te bajes del autobús caminas hacia la derecha totalmente recto durante 5′ y llegarás a la entrada del templo. El autobús cuesta 3600 rupias aprox ( 20 cent de euro) lo que en taxi te costaría 500000 rupias aprox (31 euros). Merece la pena en bus eh?

La entrada para ver el amanecer ( de 4:30 a 6:30) es de 450000 rupias aprox ( 28 euros) de 6:30 a 17:00 ó 18:00 dependiendo de la temporada que sea, la entrada cuesta 325.000 rupias aprox ( 20 euros). Si vas a ver en tu estancia a Yogyakarta el templo de Prambanan y el de Borobudur te saldrá mejor adquirir en cualquiera de los templos una entrada combinada para ver los dos templos a un precio algo más reducido, 540.000 rupias ( 34 euros).

A nosotros nos gustó el templo pero sí que nos quedamos con un pequeño sabor agridulce ya que como a ese templo fuimos el primer día que llegamos a Yogyakarta, no tuvimos demasiado tiempo para disfrutarlo debido a su corto horario para visitarlo ya que el complejo es bastante grande y hay muchos templos por ver. Además, al poco de llegar comenzó a llover levemente mientras anochecía. A pesar de ello creo que merece la pena.

Prambanan temple

Borubudur

Al día siguiente visitamos el que es el templo más grande budista del mundo, Borubudur. Es el monumento más grande de indonesia. El monumento es santuario y lugar de perenigraje budista que consta de setenta grandes estupas de piedra en forma de campana en cuyo interior se encuentra una estatua de buda.

Para llegar hasta este templo hay que coger el autobús transjogya 2A ó 2B que pasa por la calle Malioboro y va hasta Jombor, que es la última parada (3600 rupias). Una vez allí hay que coger otro autobús hasta el templo. La estación es pequeña, preguntando se llega fácil, además pone el destino en el cartel del autobús, 15000 rupias cuesta este último autobús ( 1 euro). Como anécdota a la vuelta, me quisieron cobrar bastante más caro el autobús. Como me fije cuanto habían pagado los demás pasajeros autóctonos de billete, protesté y finalmente pagué lo que correspondía. Así que estar al loro!! En general, fíate poco de la gente, intentan timar al turista una y otra vez. De la última parada de autobús al templo hay 10′ andando. Te ofrecerán llevarte en tuk-tuk y demás… evítalos! Esta muy cerca y no tiene pérdida. Sales de la estación, atraviesas los puestos de comida y souvenirs y giras hacia la izquierda todo recto. A la altura de un puesto de policía que hay giras a la derecha y allí encontrarás la entrada al templo.

El horario del templo es de 6:00 a 17:00. También puedes visitar el templo de 4:30 a 6:00 para ver el impresionante amanecer, aunque la entrada te costará más cara y tendrás que ir en taxi-privado hasta el templo ya que a esas horas no hay autobuses. Si tienes carnet de estudiante la entrada a los templos Borubudur y Prambanan te costará algo más barata. Borobudur fue sin duda el templo que más nos gustó. La sensación que da subir todos los escalones hasta llegar a la zona de arriba y disfrutar de las vistas estando rodeado de multitud de estupas en forma de campana es increíble. La única pega que vimos es que suele haber muchísima gente y en ocasiones genera un poco de agobio tanto los turistas que hay como los grandes grupos de niños que hay en el templo, que vienen de colegios, realizando encuestas a los turistas y así de paso practicar inglés. Al principio te parecen graciosos y te sacas muchísimas fotos con ellos, al cabo de un rato no sabes como estar tranquilo. El último autobús de vuelta se coge a las 17:30. Nos encantó la visita a este templo. Totalmente recomendable.

Borobudur temple

Volcán Bromo e Ijen

Para visitar estos dos volcanes recomendamos contratar un tour en alguna de las agencias que hay en Yogyakarta, ya que el traslado hasta estos volcanes no es nada fácil. Nosotros, recomendados por una amiga, fuimos directamente a la agencia llamada “Losari tours and travels” ubicada en la calle Jl.Prawirotaman,nº24. Allí te explicarán las opciones que te ofrecen para viajar a los volcanes. Nosotros elegimos como medio de transporte el tren ya que el trayecto suponía menos horas que en bus. Aún así son 8h aprox en tren. Recomendamos coger la excursión en la agencia en el primer día de estancia en Yogyakarta, ya que se pueden agotar las plazas para ir en tren. En nuestro caso fuimos a la agencia el último día y quedaban tickets en tren pero solo de la clase “Economy”, que es la que usa más la gente local, los asientos son más incómodos y tardas 1 hora más que en la clase “Executive”, que es la que recomendamos coger.

Dependiendo del tren y del hotel que contrates ( te dan varios a elegir) te saldrá más o menos barato el tour. A nosotros nos costó 820.000 rupias por persona(unos 53 euros) y te entra el tren que te lleva hasta la localidad de Probolingo, el minibus que te lleva de Probolingo al hotel que hayas elegido, el jeep que te lleva al inicio del volcán y el alojamiento y desayuno en los hoteles que hayas elegido. Es muy muy económico, por eso mucha gente elije esta opción, aunque he de decir que los hoteles son muy básicos. En Bromo elegimos el hotel “cafe lava” y en Ijen el “catimor homestay”. El primero de ellos fue el peor hotel en el que estuve con diferencia en Indonesia. No nos aseguraban el agua caliente, la habitación olía a humedad y los dueños no eran nada agradables. Por no hablar del desayuno, que era de risa( apenas un sandwich). El segundo fue bastante mejor comparado con el de Bromo.

Comenzamos la visita al volcán Bromo levantándonos a las 3:00 para que nos llevasen en jeep hasta un viewpoint donde supuestamente veías el amanecer con unas vistas preciosas de varios volcanes de la zona. Digo supuestamente, porque en las imágenes de Internet aparece muy bonita la foto, pero la realidad es que es muy fácil que te salga un día nublado o con niebla como nos paso y te quedes con las ganas de ver ese paisaje. Así que con las mismas volvimos al jeep para que nos llevaran hasta la base del volcán Bromo. Allí nos dieron un tiempo para subir al volcán por unas escalinatas que había y poder apreciar las increíbles vistas del cráter del volcán. Mereció la pena, esta vez sí!

Regresamos al jeep para después volver al hotel y desayunar. Tras desayunar vuelves a Probolingo en un minibus (1,5 horas aprox) para después subirte a otro minibus camino de los alrededores del volcán Ijen( 7 horas aprox). Una vez en tu hotel sólo te quedará tiempo para meterte en tu habitación y descansar del viaje y prepararte para el madrugón del día siguiente.

Bali

Al día siguiente te tocan la puerta de la habitación sobre las 4:00 de la madrugada para salir antes de que salga el sol hacia Paltuding post. En ese punto nos deja el jeep y comienza un trekking de 3 kms de una gran pendiente hacia arriba(1,5 horas aprox) hasta la zona más alta del volcán Ijen. Ya arriba se puede notar un pequeño olor a azufre. Como es tóxico, te ofrecen unas máscaras para alquilar antes de empezar el trekking , que todo el mundo alquila pero que yo no llegue ni a usar porque el olor casi era inapreciable. Son curiosas las vistas del lago azul y ver a los mineros cargando azufre desde abajo hasta lo alto del cráter.

Recogida de azufre

Puedes bajar hasta el cráter del volcán pero pone un cartel en la zona más alta del volcán que no lo recomiendan y que no se hacen responsables de lo que te pueda ocurrir. A pesar de todo hay gente que baja. Bien es cierto, que los mineros bajan por ese camino cargando unos cestos que usan para meter el azufre. Estos mineros bajan al cráter sin ningún tipo de máscara que le protejan de los gases tóxicos y cargando cada viaje unos 70 kg de peso, pasote!!

Regresamos al punto donde nos había dejado el jeep por un sendero muy bonito, para a continuación subirnos a una minivan que nos llevaría( en unas 2 horas) al puerto de Ketapang donde cogeríamos el ferry hacia Bali. Al bajarte de la minivan te informan donde está el barco que va a Bali y donde comprar los tickets. Es una forma cómoda y barata para viajar a Bali ya que el ticket te cuesta apenas 0,50 cent y tardas menos de una hora en barco en llegar.

Una vez en bali, para llegar a Ubud que era donde teníamos el hotel, optamos por coger un autobús que hay muy cerca del puerto y que hace varias paradas en diferentes puntos de la isla y bajarnos en la parada de Mengwi. Eso si, son casi 3 horas de bus que cuestan aprox 4 euros por persona. Una vez allí, ya faltaba menos para llegar a Ubud. Allí no quedaba otra, coger un taxi y regatear el máximo posible. De Mengwi a Ubud hay 20 kms. Nosotros le pagamos unos 12 euros. Se puede hacer también todo el trayecto desde Gilimanuk a Ubud en un taxi, pero hay 120 kms y te suelen pedir bastante pasta los taxistas.

Bali, fue uno de los sitios que más nos encantó de nuestro viaje a Indonesia. Fuimos 4 noches pero si tenéis la posibilidad de quedaros más tiempo en esta isla, desde luego que no os vais a aburrir. Hay miles de sitios con encanto. Nosotros elegimos como sede central Ubud, que es un buen sitio para partir y hacer todas las excursiones. Aunque hay que decir que las distancias entre un sitio y otro se hacen bastante largas por el tipo de carreteras y el tráfico. Hay varios templos y campos de arroz que podrás llegar alquilando una moto pero otros muchos no. Para ganar tiempo yo recomendaría coger un chófer particular que te lleve a los sitios. Nosotros contratamos a un chófer dos días, recomendado por una amiga, y acabamos encantados. Hablaba castellano perfectamente, te llevaba a todos los sitios que le decías, te explicaba si querías cosas de los templos que quizás no entendías y si querías estar un rato tranquilo le decías y quedabas en un punto a la hora que le dijeras y allí estaba. Además Madi, que era como se llamaba el chófer, nos hizo de fotógrafo ofreciéndose a sacarnos multitud de fotos chulísimas. Nos recogía en el hotel a eso de las 9:00 y nos dejaba casi a las 19:00. Vamos, todo el día. Y todo eso por 50 euros cada día, gasolina incluida. Creo que merece la pena!

A continuación vamos a citar las excursiones que hicimos cada uno de los dos días:

-Los arrozales de Jatiluwih: arrozales rodeada de una gran ladera de palmeras que hace un paisaje increíble. Si te adentras puedes perderte en caminos alrededor de los arrozales y sacar unas hermosas fotos desde las terrazas.

Arozales Jatiluwih

-Catarata Nungnung:Una de las cascadas más impresionante de Bali. Tiene una caida de agua de unos 70 metros de altura. Para llegar hasta ella es necesario bajar 500 escalones!! pero merece la pena.

Cascada Nungnung


-Templo Ulundanu Beratan: Este templo es uno de los templos imprescindibles de ver en Bali. Se trata de cinco templos y una estupa budista. Es visitado por muchísima gente, tendrás que tener paciencia para sacarte una foto. Todos los templos que visites cerrarán sobre las 18:00. Este templo cuesta 50000 rupias, poco más de 3 euros.

Templo Ulun Danu Bratan

-Satria coffee plantation: Te enseñan el proceso de elaboración del mejor café del mundo, Luwak coffee. Al acabar te ofrecen una degustación para probar los diferentes tipos de café y té que tienen y si te gusta alguno poder hacer caja vendiendote alguno de ellos. El sitio de la degustación tiene buenas vistas y el proceso de elaboración resulta curioso.

Degustación Luwak coffee

-Columpio en selva: Al lado del sitio de degustación de cafés se encontraba un columpio enorme sujeto por unas cuerdas a dos árboles. No nos pudimos marchar sin probarlo.La sensación es increíble!! Te balancean y tienes unas vistas tremendas de la selva. Además no es peligroso ya que tiene un pequeño arnés que te sujeta en caso de caída fatídica al vacío jeje.

Columpio

Hasta ahí el primer día con nuestro chófer Madi

El segundo día visitamos los siguientes sitios:

-Manantial sagrado Tirta Empul: Templo muy especial en Bali por el ambiente espiritual que se respira allí. Son famosos sus manantiales cuyas aguas utilizan los balineses para purificar su cuerpo y espíritu mediante rituales. Como en muchos de los templos de Bali deberás llevar pareo para acceder a él. El precio de entrada son 15000 rupias, un euro aprox.

Manantial sagrado

-Templo madre Besakih: Es el más grande y más sagrado de los templos de Bali. Esta compuesto por 22 templos diferentes. Es una visita indispensable. La entrada cuesta 60000 rupias, unos 4 euros.

Templo madre Besakih

-Tirta Gangga. Los jardines de este palacio del agua muestran una mezcla de arquitectura balinesa y china. Es un jardín acuático con muchos estanques y esculturas. El agua del Tirtagangga se considera agua sagrada y se utiliza para ceremonias sagradas.

Tirta Gangga

Nuestro querido chófer nos dejo en el hotel y nos despedimos de Madi.

Así acabó nuestro segundo día en la isla. El día y medio restante lo utilizamos para estar más relajados en Ubud. Si que merece especial mención el monkey forest. Un parque muy bonito para pasear en el que verás multitud de monos pasear a sus anchas. La entrada no llega a los 3 euros. Tendrás que tener cuidado con ellos ya que si llevas comida, los monos irán donde ti a quitartela, incluso si llevas gafas de sol o incluso cámara de fotos pueden ir a quitartela de muy malas formas. En el parque suele haber gente que vigila a los monos por si un turista necesita ayuda. También te ofrecen por la voluntad sacarse un foto graciosa con un mono. Nosotros no nos pudimos resistir jeje.

Monkey Forest

En Ubud también hay multitud de templos según paseas, pero no tan espectaculares como los nombrados anteriormente, así que yo ni los visitaría. Puedes visitar en el centro de Ubud el mercado de Ubud, con cosas de todo tipo para regatear o también probar el famoso masaje balines por apenas cinco euros. Hay multitud de centros de spa y masajes por todo Ubud.

Para ir a cenar hay muchísimos restaurantes muy bonitos y con comida rica. Recomendamos el umah pizza, pizzas riquísimas y postres de lujo y a muy buen precio. También recomendamos el café des artistes ubud, con una decoracion muy bonita.

A la hora de elegir hotel no tenemos ninguna duda, el Pertiwi Bisma 1 es tu hotel. Un hotel espectacular con su piscina infinity mirando a la selva como atractivo principal. Todo eso por apenas 50 euros la noche.

Pertiwi Bisma 1

Si este hotel está ocupado, reservad el Pertiwi Bisma 2. Esta justo al lado y es muy parecido al 1. Incluso dicen que están conectados y que se puede utilizar la piscina infinity del otro hotel. Es algo más barato.

Kuta

Nuestro chófer Madi nos gestionó una minivan con más gente que se dirigía a Kuta desde Ubud para que nos saliera más barato. Esa minivan iba dejando a la gente en cada hotel en Kuta así que genial.

Kuta es una ciudad muy famosa, sobre todo para los Australianos que suelen ir a esa zona para disfrutar de sus olas. Pronto te darás cuenta del ambiente surfero que hay y de la cantidad de locales para tomarse una cerveza, ver algún partido de fútbol en alguna pantalla gigante o disfrutar de conciertos en directo.

Además puedes disfrutar de multitud de tiendas y puestos callejeros con souvenirs baratos o venta de ropa de marca de imitación muy bien hechas, hacer alguna clase práctica de surf, ver la puesta de sol desde la playa o desplazarte hasta Seminyak donde podrás disfrutar en la playa de una magnifica cena en la arena mientras escuchas música chill out.

Una de las razones por las que pasamos dos noches en Kuta fue para visitar algunos templos famosos que nos faltaban por ver. Así que esta vez sí, alquilamos una moto ya que las distancias a los templos desde Kuta no eran muy grandes. En Kuta hay multitud de tiendas de alquiler de motos. Puedes preguntar a varias, regatear y el que mejor precio te ofrezca cogerlo. Es muy barato, quizás cinco euros el alquiler del ciclomotor por todo el día. No te suelen pedir el carnet internacional para alquilar el ciclomotor, pero yo que tú sin tenerlo no me arriesgaría a conducir un ciclomotor ya que suelen haber controles policiales y si no llevas el carnet te van a multar y allí los policías pueden hacer negocio porque piden lo que quieran… A nosotros nos pararon de hecho, pero como lo teníamos no hubo ningún problema. También se suelen fijar en si llevas el casco puesto, así que si quieres evitar una multa llévalo puesto.

Los templos que visitamos por nuestra cuenta, en un día madrugando fueron:

-Templo Tanah Lot: Templo hinduista ubicado en un islote.Cuando la marea es alta, la roca donde se ubica el templo llega a cubrirse casi por completo, pero en las primeras horas del día es posible llegar hasta el templo caminando. Al interior del templo no se puede acceder pero el entorno es precioso y mucha gente se acerca a ver el atardecer. Cuesta unos cuatro euros la entrada.

Tanah Lot

-Templo Pura Taman Ayun: Significa bello jardín, y es uno de los centros religiosos hindúes más atractivo de Bali. Caminar por sus jardines y ver las piscinas y pagodas que hay,hace que sea un paseo agradable. Cuesta poco más de un euro entrar.

Pura Taman Ayun

Gili Island

Cogimos billete de ferry para ir de Kuta a gili Trawangan. Concretamente desde el puerto de Padang Bai. El ferry tarda 2 horas y media y cuesta entre 70 y 90 euros ida y vuelta ,y te incluye el trayecto en minivan de tu hotel al puerto y a la vuelta del puerto al sitio que le digas.

Están las islas Gili Trawagan, Gili Meno y Gili Air. Elegimos la primera porque decían que es la que más vidilla tenía. Más oferta hotelera, más locales para tomar algo y más ambiente. En las otras podrás encontrar más tranquilidad. No nos arrepentimos para nada de ir, eso que teníamos dudas ya que sólo ibamos a pasar tres noches y el billete del ferry para llegar hasta ella era bastante caro.En esta isla los automóviles y el tráfico motorizado están prohibidos. La formas de moverte suele ser a pie, en bicicleta o en coche de caballos. De lado a lado de la isla se puede ir andando, es una isla pequñita, aunque uno de los días alquilamos en el hotel una bicicleta que nos hizo nuestra visita más cómoda. Por cierto, nos alojamos en el Pandawa Beach villas&Resort. La verdad que muy bien, recomendable. Atención buena e instalaciones lujosas.

El buceo es muy popular debido a su vida marina y las formaciones coralinas que hay. Mucha gente aprovecha para hacer snorkel. Hay multitud de locales donde podrás disfrutar del atardecer a pie de playa tomando la cerveza típica de allí, la Bintang.

Atardecer Gili

Hay una zona en la que te puedes sumergir en el agua, no muy lejos de la orilla, y ver tortugas marinas. Una sensación increible!

Tortugas marinas


Regresamos a Kuta con mucha pena despúes de haber pasado tres días de relax magníficos en Gili Trawagan y nos dirigimos al aeropuerto de Denpasar para regresar a España. En definitiva, un viaje inolvidable, por las aventuras que vivimos, los lugares que visitamos y sobre todo porque ahí fue donde le pedí matrimonio a mi novia jeje.

Hasta la siguiente aventura!!!!

TRAVELMAKERS IN CUBA

Esta vez tocaba visitar la hermosa Cuba, con su gente alegre y sus fachadas de colores. Disponíamos de 11 días para descubrir parte de Cuba y conocer su cultura. Fue suficiente para hacernos a la idea. Se recomienda viajar los meses entre noviembre y mayo ya que si viajas fuera de estos meses te puedes encontrar con ciclones. Nosotros viajamos en marzo y la temperatura fue estupenda. El vuelo lo cogimos con la compañía Evelop, Madrid-La Habana, por unos 500 euros. Otra cosa a tener en cuenta antes de viajar a Cuba es que es necesario contratar un seguro de asistencia médica y el visado. Esto lo puedes conseguir en la página onlinetours. Existen seguros muy económicos. El visado cuesta 22 euros por persona y te lo envían a tu domicilio en muy poco tiempo.

En cuanto al alojamiento decidimos alojarnos preferiblemente en casas de cubanos. Son casas en las que los dueños pagan unos impuestos al gobierno cubano para poder alojar a turistas. Estas casas están registradas oficialmente y en el exterior tienen que tener un cartel que ponga ” arrendador divisas”. Normalmente el anfitrión vive también en esa casa y compartes zonas comunes. Lo que alquilas es una habitación con un baño privado. Es una experiencia muy buena para convivir con la gente cubana y empaparte de su cultura. Estas casas son muy económicas y suelen preparar unos desayunos muy ricos y abundantes.

LA HABANA

Nuestra primera visita a Cuba fue a La Habana. Recomendados por unos amigos nos hospedamos en la “CASA DE MARINA Y MAE”. Un acierto total!! Lo regentan dos mujeres simpatiquísimas, que en todo momento nos ayudaron y que conectamos con ellas desde el minuto uno. Nos trataron como si fuéramos sus hijos, todo el rato pendiente de nosotros. Muchos veces estábamos tan a gusto en las mecedoras que tienen en el pasillo de la casa hablando con ellas de su vida en cuba, que nos daba pereza incluso salir a la calle a ver la ciudad. La casa se encuentra en una calle llena de gente autóctona en centro habana, muy cerca del malecón. El precio por habitación era de 30 cuc y los desayunos sabrosos que ponen, compuestos por tortilla, café, pastel, zumos naturales y fruta, los puedes probar pagando 5 cuc más.

Casa de Marina y Mae

Ya que hemos empezado a hablar de la moneda cubana diremos que en cuba existen dos monedas, el peso cubano (CUP) y el peso convertible (CUC). Este último es el que usan los turistas. El dinero se puede cambiar en casas de cambio, llamadas CADECAS, o en bancos, donde encontrareis los mejores cambios. Eso sí, vete con paciencia al banco porque suele haber unas colas enormes. En el aeropuerto hay dos cadecas, una dentro del aeropuerto y otra nada más salir a la derecha. Elije la que menos cola haya. No cambies mucho dinero ya que los cambios no son los mejores y pide que te den el cambio en billetes pequeños y alguna moneda. Si quieres ya cuando estés en la ciudad cambia el resto y saca algo de dinero en CUP por si acaso, aunque apenas lo vas a utilizar. Para llegar del aeropuerto a la ciudad la forma más rápida es en taxi. Negocia el precio antes de montarte en él. Suelen cobrar entre 25-30 CUC. Tardarás una media hora en hacer los 21 km que hay.

Bueno, pues vamos al lío! La Habana se divide en tres zonas: Habana vieja, Habana centro y El Vedado.

HABANA VIEJA

La plaza de la catedral

En esta plaza se encuentra la catedral a la que se puede acceder de forma gratuita. Un edificio muy bonito que consta de dos torres a ambos lados con un campanario al que se puede subir pagando 1 cuc por persona y ver las hermosas vistas de la ciudad. En los laterales de dicha plaza hay edificios coloniales y puedes encontrar en sus entradas a mujeres cubanas con sus trajes típicos con las que te puedes sacar una foto.

En uno de los callejones que se encuentran a la salida de la catedral está el famoso bar “LA BODEGUITA DEL MEDIO”, famoso por su ron y su ambiente alegre. Lamentablemente está muy masificado y es raro verla con poca gente. Se ha convertido en una turistada. Así que recomendamos ir, verla, sacarse un par de fotos y marchar.

Plaza de las armas

Plaza muy bonita rodeada de árboles en la que hay edificios coloniales y bares con terrazas para tomar algo. Justo al lado encontrareis el castillo de la real fuerza, una fortaleza militar ubicada en la bahía.

Plaza vieja

Para nosotros esta fue seguramente la plaza que más nos gusto de La Habana. Es una plaza que se encuentra rodeada de edificios que son sede de diversas actividades comerciales, culturales y de entretenimiento. Hay varios bares y restaurantes con actuaciones en directo durante todo el dia que hace que mucha gente se congregue en ese punto.

Otras plazas que merecen ser mencionadas son la plaza del cristo y la plaza de San Francisco de Asís, con sus bonitas fuentes.

Destacamos calles con mucho ambiente como la calle obispo, mercaderes y el callejón del chorro. Allí podrás encontrar locales de música y paladares.

CENTRO HABANA

Plaza de la revolución

Esta plaza es la esencia de la revolución cubana. En esta plaza se puede ver varios símbolos como una pared en la que se puede ver la imagen del Che Guevara, con la frase ” HASTA LA VICTORIA SIEMPRE”. Al otro lado podréis ver otra pared con la imagen de Camilo Cienfuegos , artífice de la revolución cubana, con la frase ” VAS BIEN FIDEL”. En el centro de la plaza está la estatua de José Martí ala que se puede subir.

Plaza de la revolución

El capitolio

Caminando por el paseo de José Martí verás el capitolio, que es una copia al capitolio de Washington. Es uno de los edificios más imponentes de la ciudad. Actualmente se encuentra restaurándose para que vuelva a ser la sede del parlamento cubano.

El capitolio

Museo de la revolución

La visita a este museo es indispensable para comprender la historia vivida en cuba. En él hay multitud de salas que te ayudan a entender lo ocurrido desde el inicio de la revolución hasta el día de hoy. En varias paredes se pueden ver las marcas de bala que se produjeron. La arquitectura del edificio llama la atención. La entrada cuesta 8 cuc.

Paseo de Martí

Este agradable paseo va desde la Fuente de indias hasta el malecón. Consta de 2 km y hay ocho estatuas de bronce con forma de leones que simulan esta vigilando el paseo.

Hay que destacar en este paseo el hotel Inglaterra, que es el hotel más antiguo de La habana y uno de los más conocidos. Recomendamos visitar su azotea, donde cualquier persona podrá acceder para probar sus mojitos y disfrutar con música en directo para amenizar la noche.

Cabe destacar en dicho paseo el imponente edificio del Gran teatro de La habana.

El malecón

Esta avenida de 8 km de longitud consta de seis carriles de circulación y un larguísimo muro de piedra que contiene las aguas del mar. Lugar de reunión para muchos cubanos sobre todo cuando está acabando el día. Allí encontrarás gente, cantando, pescando, bebiendo… Si te acercas a ver la puesta de sol te asegurarás unas imágenes que te quitarán el aliento. Sin duda alguna uno de los mejores recuerdos de La habana nos lo llevamos de este sitio.

El malecón

EL VEDADO

El callejón de hamel

Es un punto de encuentro para el arte, la música y la cultura. Este callejón rinde homenaje a la cultura afro-cubana con dibujos coloridos en sus paredes, esculturas hechas con materiales reciclados en los que hay frases que te llevan a la reflexión al leerlos. En este callejón puedes desde tomarte un ron escuchando música en directo hasta ver la celebración de rituales religiosos. Sin duda alguna un sitio diferente y peculiar.

Callejón de Humel

Heladería coppelia

La heladería más popular de todo cuba. Se encuentra en mitad de un parque al que puedes acceder por cualquiera de sus esquinas, no sin antes hacer cola. Imaginaos a veces las colas que se forman, que en cada cola hay un trabajador de seguridad que te da permiso para acceder al recinto para poder tomarte sus famosas tarrinas con bolas enormes de un sinfín de sabores. El pago se hace en cup. Precio baratísimo.

Hotel Nacional

Este hotel es un símbolo de la ciudad. En él se han hospedado multitud de famosos. Ha sido escenario de muchas películas. Entrar es gratis y en el jardín hay un bar-terraza en el que puedes tomarte algo con vistas al malecón.

Castillo de los tres reyes del morro

Al otro lado de la bahía puedes encontrar dos fortalezas militares para la defensa de La Habana, el castillo de los tres reyes del morro y la de San carlos de la cabaña. Puedes coger un ferry en el muelle para llegar hasta allí. Cuesta 1 cup. Allí también puedes ver la estatua de mármol de cristo donde puedes ver el malecón desde otro punto de vista.

Para comer recomendamos el bar “LOS NARDOS” enfrente del capitolio, comida rica y económica, “KM 0” cerca del teatro nacional de Cuba, en el que puedes cenar escuchando música en directo , y “LA ROCA” cercano a la heladería Coppelia.

La Habana es una ciudad grande. Nosotros la gran mayoría la recorrimos caminando, salvo alguna excepción que cogimos un coco-taxi o bici-taxi. Alguna otra vez por probar tomamos el autobús preguntando e incluso un día fuimos a lo loco en un tipo de taxi compartidos que tienen, en los que tú levantas la mano, paran y si pilla de camino tu parada con el trayecto de la persona que está utilizando ese taxi pues te montas y luego pagas el taxi a medias. Normalmente lo suelen utilizar sólo los cubanos y se paga sólo en cup, al igual que el autobús. Aunque está claro que la mejor manera de conocer La Habana es paseándola.

Nuestro segundo destino dentro de Cuba sería la ciudad de Viñales. María y Mae, como no, nos gestionaron un taxi compartido para llegar a la ciudad. Creo que esta es la mejor forma para moverse entre ciudades. Sueles ir en coches de los años 80, compartes gastos con otras dos o tres personas y además durante el trayecto, si te toca un chófer “enrollado“, te puede dar conversación y enseñarte más sobre la cultura y costumbres de Cuba.

VIÑALES

Viñales es una ciudad pequeña que se encuentra a 2 horas y media en coche de La habana. Allí nos hospedamos, un día, en la ” CASA DE YURKENIA Y LILA” después de escuchar comentarios positivos en Tripadvisor de esta casa. La casa se encuentra en la entrada del pueblo a mano izquierda. Pagamos 25 cuc por la noche que estuvimos más 5 cuc por persona por el desayuno. También recomendamos esta casa ya que es muy acogedora y la anfitriona era simpática, aunque no tan cercana como Marina y Mae en La Habana.

Una de las principales actividades que los turistas suelen hacer es una ruta a caballo por los alrededores de Viñales. Yurkenia nos gestionó la excursión a caballo con guía particular que nos acompañó a lo largo de las tres horas más o menos que dura el trayecto. El precio suele rondar los 15-20 cuc por persona. Hay varios itinerarios que puedes elegir. Nosotros elegimos uno que visitaba una plantación de café, en el que te daban a probar diferentes tipos de café que plantaban en esa zona. Está hecho, claro está, para que al final compres algo de café, pero finalmente no compramos ya que el más suave nos pareció fortísimo. Seguidamente nos enseñaron una plantación de tabaco donde una persona nos explicó todo el proceso de elaboración de sus famosos puros. Otra vez nos intentaron vender su producto. Igualmente les dijimos que no , ya que nosotros no fumamos y los puros tenían un precio considerable. La verdad que no les gustó mucho que no comprásemos e insistieron bastante. Finalmente, nos dirigimos a lo alto de una colina a ver la puesta de sol mientras tomábamos algo en un bar de un colega del guía. Sinceramente, entre que son casi tres horas a caballo y que están todo el rato intentando venderte cosas y consumir en sus bares, se hace todo un poco pesado. Nos quedamos de la excursión con las hermosas vistas del valle mientras galopábamos con el caballo y las conversaciones con el guía, que aunque era un poco jeta, fue muy amable.

Ruta a caballo por el valle de Viñales

Hay otros sitios a los que los turistas suelen ir como la cueva de los indios o el mirador del hotel Los Jazmines. Hay gente que se aloja más días en Viñales y hace excursiones en el mismo día a playas paradisíacas como son Cayo Jutías y Cayo Levisa.

Poco más hay para hacer en este pueblo, dar paseos por sus calles no asfaltadas, visitar el mercado callejero que suelen poner por las mañanas o reunirte con más cubanos en la plaza principal del pueblo que tiene una iglesia muy bonita.

Yurkenia nos ayudó a encontrar un taxi compartido para ir a nuestro siguiente destino, Cienfuegos. Pagamos 35 cuc por persona por las casi 5 horas de trayecto. Se hizo un poco pesado, pero al menos nos tocó un chófer que nos contaba historias de Cuba que hizo del viaje un trayecto divertido.

CIENFUEGOS

No vamos a perder mucho tiempo en explicar Cienfuegos ya que es una ciudad que no nos impactó mucho. Quizás porque días atrás habíamos visitado La Habana… Es una ciudad pequeña y señorial la cual se ve rápido.

Parque José Martí

Este parque se encuentra en pleno centro de la ciudad y destaca por la cantidad de puntos de interés que hay a su alrededor como el palacio de gobierno, el teatro Tomás Terry (teatro muy antiguo con una arquitectura muy bonita), la catedral de Cienfuegos o el palacio Ferrer y el arco del triunfo, que conmemora la independencia de Cuba.

El malecón y punta gorda

Puedes pasear por el bonito malecón, similar al de La Habana e ir hasta punta gorda en el otro extremo. Recomendamos para llegar a punta gorda coger un bici-taxi sino se te hará largo el trayecto. En punta gorda hay un parque muy bonito y varios bares en los que puedes tomarte algo mientras ves la puesta de sol.

Paseo del prado

Es una calle peatonal amplia muy larga. En el podrás ver la estatua de Benny Moré, un músico cubano, o tomarte un helado en la heladería coppelia.

Cienfuegos

En esta ocasión nos alojamos en un hostal , ya que no encontramos muchas casas de cubanos para alojarse en esa ciudad. Se llamaba el hostal Los Mares y nos costó 30 cuc la única noche que estuvimos más 5 cuc por persona si querías desayuno. No estaba mal pero no lo destacaríamos como otros en nuestro viaje.

Esta vez nos tocaría preguntar por nuestra cuenta para conseguir un taxi compartido para ir a nuestra siguiente parada, Trinidad. No hubo problema, tanto en la plaza José Martí como en el malecón hay gente que te ofrece ese servicio. Finalmente nos costó 20 cuc por persona el trayecto de casi 1 hora y media hasta Trinidad. Así que a la mañana siguiente nos vino a buscar nuestro chófer con otras turistas francesas y partimos hacia Trinidad.

TRINIDAD

Trinidad es un pueblo pequeño cuyo centro histórico, con sus calles adoquinadas y sus coloridas casas, es considerado patrimonio mundial de la humanidad por la UNESCO.

Tampoco es que sea un sitio con multitud de cosas para ver, pero tiene un encanto especial que hace que el simple hecho de callejear por sus calles sea una experiencia agradable.

Plaza mayor

En esta céntrica plaza es donde se concentran varios edificios emblemáticos como la iglesia mayor de la santísima trinidad y la torre del campanario del convento de san Francisco. Es una plaza con mucho ambiente.

Plaza mayor

Desde la torre del campanario del convento de San Francisco puedes ver unas hermosas vistas de la ciudad. Cuesta 1 cuc por persona. Enfrente de esta torre hay una plazuela donde se suelen congregar músicos callejeros cubanos.

Músicos cubanos

La escalinata de la plaza mayor se llena de gente al atardecer para bailar la típica salsa cubana. Hay muchos bares de baile en los alrededores de la plaza mayor, destaca la casa de la música. Multitud de turistas piden un mojito y se sientan en la escalinata, ya que es una zona donde puedes conseguir wifi.

Escalinata en plaza mayor

Plaza carrillo

Es una plaza ,apartada del casco histórico, donde se encuentra el ayuntamiento. En él hay un parque muy bonito donde poder descansar y observar a la gente cubana que se congrega.

Colegio en plaza del carrillo

Cubanos jugando al dominó

Por la noche hay mucho ambiente por las calles de Trinidad, con galerías de arte abiertas, mercados callejeros y multitud de locales donde poder comer al aire libre mientras escuchas música en directo, o incluso animarte a bailar. Recomendamos una discoteca que hay en el interior de una cueva, ideal para tomarte una copa por la noche y bailar música actual. Por cierto, cuidado con el ron cubano…. es fuerte de narices!

En Trinidad, nos hospedamos en un hostal que nos recomendó un amigo Hostal Las torres padrón. La estancia fue agradable y los anfitriones estuvieron pendientes de nosotros. Nos costó 30 cuc por noche con desayuno incluido.

La única pega quizás de Trinidad fue que está muy masificada y encuentras turistas por todas partes. Aún así es un sitio muy recomendable para pasar 2 días.

Por una de las calles principales encontramos gente ofreciendo servicios de taxis compartidos a diferentes lugares. Negociando el precio cogimos de nuevo un taxi compartido para ir a nuestro último destino, Cayo Santa María. Nos costó unos 20 cuc por persona las casi tres horas de trayecto.

CAYO SANTO MARÍA

Queríamos reservar los últimos días de nuestra estancia en Cuba para relajarnos en algunos de sus famosos cayos. Estuvimos muy cerca de elegir Varadero por su cercanía a La Habana, que era donde cogíamos el avión de vuelta a España, pero finalmente tras leer en foros comentarios muy buenos de Cayo Santa María elegimos esta paradisíaca playa para pasar nuestros últimos días.

Para nuestra estancia de 3 noches en Cayo Santa María, elegimos el Starfish Cayo Santa María. Es un complejo hotelero grandísimo que ofrece multitud de actividades para no aburrirte. Todos los días se celebran actividades tanto en la zona de la piscina como en la playa. Aqua-gym, baloncesto, volley-playa, animación… En la playa había un chiringuito con música en la zona de playa del hotel y en el medio de la piscina también se encontraba otro bar. Por la noche había un gran teatro en el que había obras teatrales todas las semanas. En el hall del hotel todas las noches tocaba un grupo de música en directo que te amenizaba la noche. Si aún querías más, el hotel ofrecía un servicio cada 30′ que te lleva en un tren turístico de forma gratuita a una zona llena de restaurantes (de pago), discoteca, bolera… La playa del hotel era muy bonita. Pasamos tres días muy buenos allí a un precio inigualable. Por poner alguna pega el servicio de cenas era de 18:30 a 22:00 y que el último día coincidimos con un gran grupo de Canadienses que hizo que tuviéramos que hacer cola para coger ciertas cosas del desayuno. Por lo demás, el hotel Starfish Cayo Santa María es un buen sitio para hospedarte y disfrutar de tu pulsera de todo incluido.

Cayo Santa María

El último día tuvimos que regresar a La Habana en taxi privado , ya que hasta esa zona no van los taxis compartidos. Tuvimos que pagar por casi 5 horas de trayecto 80 cuc entre los dos. Eso si el coche era algo más moderno y cómodo y moderno que otros que habíamos cogido anteriormente jeje.

Llegamos a La Habana bien entrada la tarde y como no nos alojamos en la casa de Marina y Mae para así poder despedirnos de ellas. La mañana siguiente un conocido de Marina nos llevó al aeropuerto por 25 cuc.

Así acabó nuestro viaje a Cuba, donde pudimos conocer otra cultura totalmente diferente a la nuestra y disfrutar de la simpatía de la gente.

Hasta el siguiente viaje viajeros!!!!

TRAVELMAKERS IN NORWAY

Solo disponíamos de 6 días, así que teníamos que pensar bien el itinerario. Leyendo en foros pudimos comprobar que la capital de Noruega, Oslo, no es tan atractiva como otras muchas ciudades , pueblos o paisajes que hay por el resto de Noruega, así que decidimos buscar directamente vuelos a Bergen, que era la ciudad de la que mucha gente hablaba por su belleza y por su cercanía para ver los mejores fiordos. Encontramos vuelo Bilbao-Bergen , haciendo una pequeña escala en Amsterdam, a un precio asequible, así que cogimos ese vuelo.

Lo segundo que miramos fue la estancia. Habíamos leído que la vida en Noruega es muy cara y lo pudimos comprobar. Una cerveza te puede costar alrededor de 9 euros, un café 5 euros o entre 4 y 5 euros un billete de no mucho trayecto en tranvía, por lo que intentamos coger un hotel económico y a poder ser con desayuno incluido. Lo encontramos. Este fue el “MAGIC HOTEL SOLHEIMSVIKEN”. Es un hotel de 4 estrellas , moderno ,que no esta muy céntrico y que esta muy bien valorado por sus clientes en Booking. Nosotros fuimos en Abril, en plena semana santa y nos costó la noche de hotel aproximadamente 65 euros en régimen de alojamiento y desayuno. 65 euros las 2 personas, más económico imposible. Lo mejor el desayuno, en la planta de arriba, con vistas de todo Bergen mientras desayunas. Además el desayuno está genial: cafés, zumos, fruta, pasteles, tortillas recién hechas…espectacular. Justo debajo del hotel hay un supermercado que te puede venir muy bien. La parada del tranvía, que te lleva al aeropuerto o al centro, está a apenas 2 minutos andando. Si quieres puedes ir andando al centro de todas formas. Bergen no es una ciudad muy grande, unos 270.000 habitantes, por lo que las distancias a cualquier lado son relativamente cortas. Siguiendo las vías del tranvía llegarás al centro de Bergen en unos 20-25′ andando. En este hotel pasamos 3 noches.

La mejor forma de ir del aeropuerto de Bergen a la ciudad es en tranvía. Según sales del aeropuerto, bajas unas escaleras mecánicas y llegas a la estación del tranvía, ya te lo indica. Sacas en las máquinas un billete que cuesta poco más de 4 euros y en unos 30′ estás en tu destino. Por cierto en Noruega puedes pagar prácticamente todo con tarjeta de crédito así que si no quieres sacar dinero no pasa nada. Nosotros pagamos el billete del tranvía con la tarjeta de crédito y una vez llegamos a Bergen cambiamos algo de dinero en la oficina de turismo por si acaso.

Uno de las principales motivos por los que la gente visita Bergen es por ver sus famosos fiordos. Por lo tanto, lo primero que recomiendo hacer es contratar la excursión a los fiordos ya que según la época que vayas puede estar muy demandado y quizás te quedes sin billete. Hay gente que lo reserva por internet. Nosotros no tuvimos problemas en hacerlo allí mismo. Recomendamos coger una excursión que se llama “Norway in a nutshell”. Esta excursión te lleva de Bergen a Voss (8:39-9:53), en Voss coges un bus que te lleva a Gudvangen (10:10-11:05), allí te dejan 1 hora, esperando al barco que recorre los fiordos,para que puedas comer algo. En Gudvangen, solo hay un bar, hay mucha gente y los precios son muy altos así que como consejo mejor llevar algún bocadillo o fruta para aprovechar a comer allí. Sobre las 12:00 coges el barco que va desde Gudvangen hasta Flam recorriendo los fiordos de Naeroy y Aurlands. Impresionantes vistas!!! La gente suele ponerse en la zona de arriba , que hay asientos y demás pero si queréis sacar las mejores fotos lo mejor es bajar a la zona donde suele reservarse para los coches. Al menos en nuestro trayecto no había coches y podías estar allí teniendo las mejores vistas de los fiordos sin haber apenas gente. Sobre las 14:00 llegas a Flam. Allí coges el famoso tren de Flam que recorre las montañas nevadas de Noruega, pasando por pueblos preciosos.

En mitad del trayecto, se para el tren y se bajan 5′ los viajeros para contemplar una hermosa cascada que en nuestro caso no vimos porque estaba congelada, ya que no era verano que es cuando únicamente se suele apreciar. Sobre las 15:30 se llega a Myrdal para 10′ más tarde coger el tren de vuelta que te deja en Bergen sobre las 18:00. Hay que decir que no es una excursión barata. Cuesta unos 167 euros aprox. pero ir a Bergen y no ver los fiordos es como visitar París y no ver la Torre Eiffel.

Fiordo de Naeroy

Puedes también coger todos los billetes por tu cuenta, en vez de coger la excursión Norway in a Nutshell, y ahorrarte algo. No sé si merece mucho la pena, no te ahorras mucho dinero, tienes que andar mirando los horarios de todo y se te acumulan muchos tickets de transporte. Lo más cómodo es ir a la oficina de turismo de Bergen, que está en el centro y comprar allí la excursión. Por cierto la oficina de turismo cierra a las 16:00.

A continuación voy a citar los lugares imprescindibles que ver en Bergen:

FUNICULAR DE FLOYEN

Floyen es un monte justo al lado del centro de la ciudad, cerca de Bryggen, al que se puede subir tanto andando como en funicular (3-4 euros trayecto), en el que tendrás para mi las mejores vistas de la ciudad. Arriba hay un bar-restaurante en el que podrás tomar algo. O si prefieres sentarte en las escaleras para observar las preciosas vistas de la ciudad. Mi consejo es subir al monte Floyen, en funicular, bien entrada la tarde para poder observar la puesta de sol y bajar andando. Son apenas 3 kms de bajada con vistas bonitas, se hace llevadero…

Vistas Monte Floyen

BARRIO DE BRYGGEN

Es el barrio más fotografiado de Bergen. En Bryggen hay multitud de casitas de madera de colores en las que en su día residieron y trabajaron comerciantes. Entrad por uno de sus muchos callejones para ver como eran las casas de antaño. En el lado que da al puerto hay varios bares con grandes terrazas en los que podrás tomarte algo.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es img_7193.jpg
Bryggen

MERCADO DE BERGEN

Muy próximo a Bryggen está el mercado de pescado. Hay un pequeño mercado en la calle con puestos de pescado, marisco… Muchos de los tenderos hablan español. Si les preguntas por el producto que tienen seguramente te ofrezcan algo para probar. Nosotros por ejemplo probamos la carne de ballena! Muy cerca hay otra especie de mercado, debajo de la oficina de turismo,en el que también puedes observar como preparan diversidad de pescados y mariscos. En ese mercado hay 2 restaurantes donde puedes cenar y probar la gastronomía típica noruega.

Mercado de pescado

BYPARKEN

Es un parque muy bonito en el que la gente va a pasear o descansar. Tiene un lago grande con una fuente en el medio. Si tienes la suerte de encontrarte un día soleado en Bergen, no es mala opción comprar unos sandwichs o bocadillos con una cerveza en un supermercado y tomártelo en ese parque. Como dato, los fines de semana y días festivos NO venden alcohol en supermercados y días entre semana sólo hasta las 19:00.

Byparken

IGLESIA DE FANTOFT

Es una iglesia medieval de madera típica Noruega. Está a las afueras de Noruega. Se puede ir en tranvía en apenas 15′. La iglesia es una reconstrucción de la original ya que la original se incendió hace más de 25 años. Está alrededor de un bonito bosque. La entrada para ver la iglesia por dentro creo que costaba unos 12 euros, pero no sabemos si merece la pena ya que sólo está abierta en verano , así que sólo la pudimos apreciarla por fuera. Es pequeña y se ve todo rápido, poco más hay que hacer en sus alrededores.

Fantoft

TORGALLMENNINGEN

Alejándote del mercado de pescado, encontrarás esta calle peatonal grande y larga, llena de comercios y de gente paseando. En uno de sus extremos podrás ver el monumento a los hombres del mar. En el otro extremo accedes a unas escaleras que van a dar a la catedral de Bergen.

Monumentos a los hombres del mar

Para nosotros, aunque hay más lugares interesantes en Bergen, estos son los que no te puedes perder.

STAVANGER

La ciudad de Stavanger es una ciudad portuaria pequeña, de unos 130.000 habitantes, que mucha gente usa de alojamiento para poder visitar el PREIKESTOLEN, un mirador con impresionantes vistas.

Hay varias formas de ir a Stavanger desde Bergen. Bus, coche, ferry, avión… Nosotros elegimos la que era la más cómoda y rápida, el avión. Si eliges bus, coche o ferry el tiempo y el precio que te va a costar llegar a la ciudad será similar , entre 5 y 6 horas por unos 50-60 euros. En avión cogiendo el vuelo con tiempo puedes encontrar billetes de avión por unos 60-70 euros o dependiendo del horario que elijas hasta más barato y llegarás en unos 40′ a tu destino.

Una vez en el aeropuerto, una forma “barata” de recorrer los 14 km que unen el aeropuerto con Stavanger es cogiendo el autobús. Nada más salir del aeropuerto verás una parada de autobuses. Nosotros nos subimos en uno de la compañía boreal travel que nos dejó justo al lado del hotel. Cada billete cuesta unos 15 euros. Como consejo pilla el billete de ida y vuelta y te saldrá más barato, a 23 euros la ida y la vuelta, comentaselo al chófer. De todas formas lo mejor que puedes hacer es preguntar a los chóferes de autobús cual coger ya que hay varios que te acercan al centro de Stavanger. Tardarás unos 20-25′ en llegar al centro de Stavanger.

Para escoger la estancia en Stavanger tuvimos la misma mentalidad que para coger el hotel en Bergen, es decir hotel económico y con desayuno. No eran muchas las opciones que teníamos pero al final nos decantamos por el “STAVANGER LILLE HOTEL & CAFE”. Es un hotel de nivel medio, que tiene unos desayunos destacables: cafés,zumos,tostadas,fruta,embutidos… incluso salmón ahumado. En recepción no suele haber nadie, excepto en los desayunos. Accedes tanto al hotel como a tu habitación introduciendo un código, que te mandan al email, en la puerta de entrada. Es muy fácil, nosotros no tuvimos problemas. Al centro de Stavanger llegas en apenas 10′ andando y hay una parada de autobús a apenas 2′ del hotel que te acerca al aeropuerto. El precio de este hotel rondaba los 60-65 euros por habitación. La única pega era que los baños eran compartidos. Normalmente nosotros no solemos coger esta opción pero como sólo íbamos a estar 2 noches en el hotel, el precio era inmejorable y los comentarios de la gente en booking eran bastante positivos, decidimos coger este hotel. La experiencia fue buena, lo recomendamos a todo el mundo.

A continuación vamos a contar las cosas que no puedes dejar de ver en tu visita a Stavanger:

PREIKESTOLEN

Es el plato fuerte de tu visita a Stavanger. Preikestolen, también llamado el púlpito, es una formación rocosa que se encuentra a 604m del fiordo de Lysefjord. Una ruta de senderismo de nivel medio hecha para los amantes de la naturaleza donde en su punto más alto podrás ver unas vistas de vértigo.

Empezaré diciendo la forma de llegar al púlpito. Lo que la gran mayoría de gente hace para llegar hasta este punto desde Stavanger es ir a la Fiskepiren boat terminal para coger un ticket que te incluye el ferry hasta Tau( un pueblo cercano a Preikestolen) y el autobús desde Tau al punto de inicio de la ruta hasta el púlpito. El ticket cuesta unos 36 euros ida y vuelta y se coge en una especie de stand que montan fuera de la terminal donde sale el ferry. Hay ferrys cada 40′ aprox. desde las 8:15 hasta las 17:15 durante todo el año. Aunque los fines de semana la frecuencia es menor. Lo aconsejable es madrugar un poco para coger los primeros ferrys ya que sino te encontrarás a multitud de gente en el Preikestolen que te ralentizarán la subida al Preikestolen. En unos 40′ habrás llegado a Tau para coger el autobús. En teoría lo tienen sincronizado para que en cuanto llegue el ferry a Tau haya un bus esperando para recoger a los viajeros. En nuestro caso ese bus no estaba y tuvimos que esperar unos 45′ en Tau, sin más. para que no vayais justos de tiempo. El regreso a Stavanger se hace igual pero a la inversa. El último ferry de vuelta es a las 18:40. Otra cosa a tener en cuenta es que el sevicio de autobuses está disponible de Abril a Septiembre, ya que se supone que la temporada para subir al púlpito es en verano. Si vas fuera de esas fechas tendrás que ir de Tau al inicio de la ruta en taxi. También es recomendable consultar las condiciones meteorológicas antes de ir ya que será desaconsejable si hay viento o lluvia.

Son 4 km de subida y 4 de bajada, no muy exigentes que se hacen en menos de 4 horas. Se hacen muy llevaderos ya que vas disfrutando de la naturaleza segun vas paseando. Nosotros tuvimos suerte y pillamos un día muy soleado para lo que suele ser Noruega, pudiendo estar en manga corta cuando llegamos a la cima. No es lo normal, la mayoría de la gente se encuentra en la cima viento y frío asi que es mejor ir preparado con ropa de abrigo y un cortavientos por si acaso. Unas zapatillas cómodas también son imprescindibles. Importante llevar algo de fruta, embutido y agua para que no se te haga eterno el camino.

Arriba las vistas son espectaculares. una de las imágenes de postal que más me han impactado a lo largo de todos mis viajes. Para los más atrevidos queda la opción de sentarte en el filo de esa enorme roca con los pies colgando notando como el aire te mueve las piernas mientras disfrutas de las vistas al fiordo Lysefjord. Ojo!! si sufres de vértigos o hace mucho viento mejor no te acerques mucho al filo, no serías el primero ni el último en caerse al vacío por sacarse la mejor foto o por querer pasarse de listo. Un poco más arriba del púlpito, escalando un poco, puedes obtener vistas aún mas increibles, viendo el púlpito desde arriba.

Preikestolen

OVRE HOLMEGATE

Es una de las calles con más ambiente de Stavanger. Todas las casitas están pintadas de colores llamativos. En esta calle hay varios locales donde tomar algo en un ambiente diferente. En estos locales suele haber actuaciones en directo.

Ovre Holmegate street

GAMLE STAVANGER

Esta zona de la ciudad consta de 170 casas blancas de madera sobre un asfalto adoquinado que te envuelve en un ambiente muy acogedor según vas paseando a través de ella.

Gamle Stavanger street

PUERTO DE STAVANGER

Podrás observar multitud de barcos grandes atracados que junto con el fondo de casitas de madera de colores hace que la visita al puerto sea algo imprescindible. En algunas de estas fachadas de colores se encuentran varios locales con terrazas que se llenan de gente cuando llega el buen tiempo.

Puerto de Stavanger

CONOCER LAS 3 ESPADAS EN LA ROCA, SVERD I FJELL

Este monumento consiste en 3 enormes espadas enclavadas en una roca que recuerdan una batalla vikinga que hubo hace cientos de años para la unificación de noruega. La espada más larga representa al rey vikingo que ganó la batalla y las otras 2 espadas mas cortas a los reyes vencidos. Pegado a este monumento hay una pequeña playa con zonas verdes a su alrededor preparadas con mesas para que la gente pueda irse de picnic cuando haga buen tiempo. Si no dispones de coche, la mejor forma de llegar a este lugar es en autobús. Vete a la estación de autobuses al lado del lago, pregunta que autobús coger y saca en las máquinas un billete por unos 4 euros aprox. En unos 15′ habrás llegado a la parada. De la parada al monumento hay 5′ andando. Como consejo, si coges el autobús de vuelta en menos de una hora desde que cogiste el billete no tendrás que sacar otro billete para volver, el billete de ida también te valdrá para volver.

Sverd i fejll

Estas son los principales lugares que visitar en Stavanger, que no significa que no haya más. La catedral, diferentes museos, parques, multitud de murales en fachadas, playas en los alrededores de la ciudad…. son otros sitios que puedes visitar.

Otro de los lugares que dicen que es espectacular es la famosa piedra colgante llamada kjerag. Es una piedra encajada entre la montaña que está a 1000 m del suelo. Desde Stavanger se puede ir en coche, bus o ferry. Los horarios de bus y ferry solo están disponibles de Junio a Septiembre ya que es la época en la que recomiendan ir. Fuera de esta época puede ser peligrosa la subida al Kjerag. La ruta debe ser más exigente que la del Preikestolen. Tardas aprox. 5 horas en subir y bajar, pero viendo las vistas de la cumbre y las fotos que te puedes sacar arriba seguro que merece la pena el esfuerzo si es que vas en verano.

A continuación os dejamos la distribución de los días en Noruega:

Día 1: Llegada a Bergen a mediodía, contratar excursión fiordos y sacar dinero en oficina de turismo, visita al funicular de Floyen al atardecer.

Día 2: Excursión a fiordos y por la tarde de cervezas por Bergen.

Día 3: Barrio de Bryggen, byparken, museo del pescado, monumento de los pescadores en el mar.

Día 4: Por la mañana visita a la iglesia de Fantoft, por la tarde vuelo a Stavanger y paseo por el puerto de Stavanger.

Día 5: Excursión al Preikestolen y por la tarde paseo por las calles coloridas de Stavanger.

Día 6: Por la mañana visita al monumento de las 3 espadas enclavadas en la roca y por la tarde vuelo de vuelta a España.

Hasta aquí nuestro viaje fugaz a Noruega. Espero que os haya podido ayudar a planificar vuestro viaje. Un saludo viajeros!